Estudiar cursos de turismo, una buena opción para el empleo

como trabajar en turismo

¿Estás pensando en estudiar alguna materia relacionada con el turismo? Todos aquellos que están pensando en formarse para trabajar en el sector turístico deben saber que es un sector con buenas cifras de empleo.

Según datos de la Encuesta de Población Activa desde 2013 se han creado algo más de 1,4 millones de empleos, de los cuales algo más del 26% están relacionados con el sector turístico. En temporadas bajas el 12,5% de los ocupados viven del turismo y en temporadas altas se eleva al 14%. El empleo en este sector lleva ocho años de crecimiento. En 2009 tuvo su tasa más baja, pero desde entonces no ha dejado de subir. 

Sabiendo estos datos podemos afirmar que formarse en este sector es una apuesta segura. En las siguientes líneas te presentamos distintas posibilidades de formación en el sector turístico:

Como ser Agente de viajes 

El agente de viajes es el encargado de planificar un viaje buscando las mejores alternativas para las necesidades de cada cliente. Se preocupan de buscar las mejores opciones, precios y lugares para visitar. Para ello deben preocuparse por conocer bien al cliente y conseguir ofrecerle aquello que está buscando. 

Tienen que elaborar viajes individuales o grupales de todo tipo, como vacaciones o viajes de negocios e incluso itinerarios que se puedan realizar. El agente de viajes asesora sobre los distintos destinos. En cada uno de ellos tienen que aconsejar sobre las zonas de interés, las costumbres del lugar e incluso las zonas a evitar. Además, deben ofrecer información sobre los horarios y las conexiones de los distintos transportes.  Una vez el cliente ha tomado una decisión se encargan de contratar todos los servicios como transportes que el cliente va a necesitar, el alojamiento e incluso la entrada a algún tipo de evento o monumento. Además, preparan la documentación necesaria que el cliente necesitará durante su trayecto. 

Antes de cualquier viaje deben ofrecer la información necesaria sobre el lugar al que va a viajar el cliente comos los seguros de viaje, los cambios de moneda necesarios, los idiomas, los requisitos médicos, etc. Así como todo lo relacionado a los precios como las tasas o impuestos que puedan tener que pagar una vez estén alojados.

Un curso de agente de viajes otorga los conocimientos necesarios para desempeñar este trabajo y organizar adecuadamente distintos tipos de viajes adaptados a las necesidades de cada cliente. 

Cursos de Guía turístico 

Los guías turísticos son los encargados de mostrar los lugares de interés a un grupo de personas. Así como asistirles, ayudarles, orientarles y asesorarles en todo lo necesario. 

Deben ofrecer información de interés de una manera resumida y amena para conseguir llamar la atención del público. Tienen que mostrarse como expertos del lugar que están mostrando y ser capaces de contestar a todas las preguntas que los turistas puedan realizar con datos veraces y actuales. 

Los guías se encargan de conducir las visitas turísticas. Antes de cada una de ellas deben coordinar el tour teniendo en cuenta los puntos que son de interés y la información que es relevante sobre cada uno de ellos, la cantidad de turistas y la duración del tour, así como todos los materiales necesarios. 

Tipos de guías turísticos:

Los guías fijos:

Son aquellos que se encuentran en un determinado lugar y están especializados en una atracción concreta, por ejemplo dentro de un museo. 

Los guías de tours:

Se encargan de realizar circuitos para visitar los sitios de interés dentro de una ciudad. En esta línea se encuentran los guías locales que realizan circuitos para representar la cultura e historia de la región.

Los guías de traslado:

Reciben a los pasajeros en los terminales y les ofrecen información general sobre el destino. Conocen a la perfección los aeropuertos y las distintas conexiones de transportes, así como las entradas y salidas de los hoteles. Dentro de estos podríamos encontrar los guías chofer que se tratan de personas que además de trasladar a los pasajeros les van ofreciendo información de interés. 

Los guías controladores:

Acompañan y asisten a los viajeros durante todo el trayecto. Se preocupan por su seguridad, de los alojamientos y de la alimentación, así como de cuestiones operativas como el idioma. La diferencia esta en que estos no ofrecen información de interés específica sobre los puntos de interés, sino que se encargan de que el viaje salga según lo planificado. 

Formación para ser guía turístico:

Los guías turísticos necesitan una sólida formación que les capacite para ofrecer a los turistas la información adecuada. Esto se consigue a través de un curso de Guía, Información y Asistencia Turística o con un FP de Técnico Superior en Guía, Información y Asistencia Turística. 

Recepcionista de hotel 

La función principal del recepcionista de hotel es proporcionar todo tipo de asistencia al cliente del hotel. Se encargan de las entradas y salidas de los clientes, revisando la documentación necesaria, entregándoles las llaves de las habitaciones y proporcionándoles todo tipo de información relacionada con el establecimiento. 

Son los encargados de resolver todos los conflictos relacionados con los clientes, facturar todos los servicios y tramitar las posibles quejas y reclamaciones. Además de proporcionarles información turística y ayudarles en cuestiones relacionadas con los cambios de moneda o conexiones con los transportes, por ejemplo. También se encargan de las tareas administrativas e informáticas básicas. 

Los recepcionistas de hoteles son la primera impresión que reciben los clientes sobre el establecimiento, deben tener una formación que les capacite para realizar sus funciones y ofrecer una buena atención al cliente. Esto pueden conseguirlo a través de un curso de Recepcionista de hotel

Profesiones especializadas en turismo: gestión de alojamientos turísticos

El profesional que se ha especializado en la gestión de alojamientos turísticos es el encargado de realizar las funciones de gerencia de los establecimientos turísticos. Su función básica es administrar el alojamiento asegurándose que se cumplen los objetivos del establecimiento y que se prestan correctamente los servicios. 

Debe analizar el mercado en el que trabaja y realizar distintas acciones de promoción dentro del establecimiento, así como los servicios complementarios al alojamiento. También es el encargado de elaborar los presupuestos correspondientes y controlar los inventarios relacionados a todo el material necesario. 

Entre sus funciones destacan la supervisión y planificación de todos los servicios que ofrece el establecimiento asegurándose de la correcta atención al cliente. 

Estos profesionales deben controlar las cuestiones de gestión, administración y marketing especializadas en el sector turístico, para hacerlo adecuadamente deben formarse a través de un curso de gestión de empresas y servicios turísticos o un FP de Gestión de Alojamientos Turísticos. 

Si te gustaría formarte en el sector turístico  no dudes en echar una vistazo a nuestros cursos. Encontrarás cursos tanto en modalidad presencial como cursos de turismo online. 

Cursos relacionados

Contacto Llámanos


Solicita información Llamar