Seis rasgos que te hacen ser un buen candidato para ese empleo

Seis rasgos que te hacen ser un buen candidato para ese empleo

Índice de contenidos

Postularse para un empleo es una rutina que todos seguimos una vez terminados nuestros estudios. Aunque todas las empresas no requerirán el mismo perfil y para cada trabajo deberás destacar diferentes facetas, hay varios factores comunes que te harán ser el candidato ideal.

 

Ser totalmente adaptable

Una de las características principales de un buen trabajador es saber escuchar las necesidades de la empresa y adaptar tus funciones a las mismas. Estar dispuesto a cambiar de planes siempre que el trabajo lo requiera y actuar de una manera positiva es clave para que las cosas funcionen correctamente. También es muy importante aceptar los errores cometidos y aprender de ellos. Los mejores empleados son capaces de dejar el ego a un lado, escuchar las opiniones de otros miembros y saber solucionar los problemas que surjan a lo largo de la jornada.

 

Ser proactivo

Otro de los factores que están empezando a valorarse muy positivamente en los últimos años es la de compartir los puntos de vista y aportar nuevas ideas aunque el trabajo no sea de tu responsabilidad. Muchas veces contar con visiones externas ayuda a aclarar las ideas y a resolver los problemas de una manera más rápida. Mostrar interés en temas que no recaen directamente en ti te ayudará a demostrar que realmente te preocupas no solo por tus tareas, si no por la situación general de la empresa.

 

Demostrar que eres único

Gran parte de las compañías se caracterizan por tener trabajadores muy parecidos entre si, con un currículum y una experiencia similares y con la misma manera de trabajar. No tengas miedo de destacar entre tus compañeros por utilizar diferentes procedimientos si te hacen sentir más a gusto. Esto te aportará personalidad y conseguirás diferenciarte del resto, siendo así más reconocible entre los responsables y dándote más posibilidades de ascender.

 

Ser apasionado

Los mejores profesionales no permiten que los problemas en el ámbito laboral les afecten o asusten. Que surjan inconvenientes en el trabajo es lo más común y solucionarlos tu obligación. Encara los factores inesperados valientemente y con la pasión que normalmente te despierta tu puesto. No olvides que un problema es la oportunidad perfecta para demostrar tu verdadera valía.

 

Naturaleza competitiva

Que hayas conseguido el empleo no significa que tengas que relajarte. Trata de innovar día tras día y mejorar tu manera de trabajar. Aún así no debes exagerar: elimina de tu mente la idea de “todo vale para ganar”, puesto que solo traerá malentendidos y envidias innecesarias.

 

Inteligencia emocional

Una persona con una inteligencia emocional alta es capaz de gestionar sus emociones y las de los que están a su alrededor y utilizarlas de manera productiva. La mayoría de las personas tienen formas de ser y de reaccionar diferentes, y saber entenderlas y trabajarlas es un requisito fundamental para personas que trabajan en equipo.

 

Tener estas aptitudes y saber enseñarlas durante la entrevista de trabajo y las primeras semanas como empleado es vital para que reconozcan tus dotes y te traten como el profesional que eres. Están dentro de ti, solo tienes que sacarlas. ¡Ánimo!

 

Fórmate para trabajar. Toda nuestra formación, tanto cursos como FPs están seleccionados por su alta empleabilidad

 

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.

Chatear ahora