¿Por qué estoy tardando tanto en encontrar empleo?

¿Por qué estoy tardando tanto en encontrar empleo?

Índice de contenidos

¿No odias esos días en los que, a pesar de tus duros esfuerzos, tu búsqueda de trabajo no avanza? Sin llamadas, emails, noticias… Estar bajo el rol de buscador de empleo es siempre desalentador, más aún cuando llevas meses y meses sin éxito. Hay muchos días en los que te encuentras en un estado zen y con muchísima energía en los que crees que eres capaz de todo. Por otro lado, también existen situaciones donde te sientes cansado por el esfuerzo mental que requiere buscar trabajo y caes en una situación de desesperanza.

 

Primeramente, es importante que te mentalices de que buscar empleo es un momento de transición y que se trata de un limbo entre tu anterior situación y tu futuro como trabajador. Aunque sea duro, debes cuidar tu mente y tu desarrollo emocional. Tienes que tener en cuenta que, por mucho que tú puedas hacer, hay otros muchos factores en los que no puedes influir. No es fácil tomar la decisión de simplemente sentarse y esperar la llamada; pero, muchas veces, no puedes hacer nada más que eso y debes preparar la mente para ello. Tu reto ahora es ser paciente, optimista y todo lo creativo que puedas llegar a ser. No es sencillo estar en el paro o estancado en un trabajo que odias, pero existen factores que pueden hacerte sentir mejor ante estas situaciones. El cliché de que las cosas pasan cuando menos te las esperas es, muchas veces, cierto.

 

Haz de tu cuidado personal una prioridad

Date tiempo para adaptarte a esta situación. Es un buen momento para llamar a ese amigo de confianza y tomar un café con él mientras os ponéis al día. También es tiempo para recuperar las viejas costumbres como leer el periódico o esa revista que tanto te gusta, hacer ejercicio o meditar. Haz todo ello que te mantenga centrado y te ayude a evitar bajones emocionales, que son duros tanto para tu cuerpo como para tu mente.

 

Los detalles son muy importantes

Aprovecha tu situación de buscador de empleo y céntrate en detalles que puedan ayudarte a destacar entre otros candidatos. Una semana, por ejemplo, trabaja en tu marca personal. Una vez que la tengas establecida, crea una web donde hables de tus proyectos y tus puntos de vista profesionales en los que dejes latente esa marca personal ya establecida. De esta manera estás demostrando tu interés por tu vida laboral y el empeño que estás poniendo en encontrar ese trabajo que tanto deseas.

 

Busca alternativas

Muchos profesionales están optando por trabajar a tiempo parcial y convertirse en autónomos la otra mitad de la jornada para conseguir un sueldo extra. ¿Por qué no le das una oportunidad a esa idea que te ha rondado en la cabeza alguna vez? Además, si esto sale bien, tendrás una experiencia más a añadir en tu currículum.

 

Recuerda

Zora Neale Hurston escribió: “Hay años para hacerse preguntas y años para responderlas”. No es agradable encontrarte en un año de formularte preguntas. El crecimiento duele, pero también nos permite ayudarnos a saber realmente qué es lo que queremos ser.

 

Fórmate para trabajar. Toda nuestra formación, tanto cursos como FPs están seleccionados por su alta empleabilidad

 

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.

Chatear ahora