¿Qué es la marca personal?

¿Qué es la marca personal?

Índice de contenidos

Cualquier orientador laboral conoce la importancia de la marca personal, es decir de conocer las certezas y particularidades de uno mismo y de saber transmitirlas a otras personas (Daniel Schawbel y expertos, FrontPage, 2009). Todos tenemos una marca personal, algo que nos diferencia de los demás. Puede ser que ese algo hasta ahora sólo lo supiera nuestra familia o nuestro entorno profesional más cercano. En todas las familias hay un “manitas”, un buen cocinero, el que siempre ayuda, el deportista, el que canta,... En los trabajos ocurre lo mismo. Hasta hace unos años, pocas personas tenían la posibilidad de transcender y de mostrar sus virtudes fuera de su ámbito familiar o profesional. Había que ser un Cristiano Ronaldo o una Shakira para llegar a públicos más amplios. Los medios de comunicación de masas estaban económicamente fuera de las posibilidades del común de los mortales. Con la llegada de internet, esto ha cambiado radicalmente. Ahora hay páginas personales, blogs que tienen incluso más visitas que algunos medios tradicionales, cantantes que saltan a la fama gracias a un vídeo colgado en Youtube, grandes manifestaciones que se convocan por una persona anónima en Twitter y que tienen el poder de derrocar gobiernos o simplemente gente que encuentra trabajo gracias a su perfil en Linkedin.

 

Los blogs, Youtube, Twitter, Facebook o Linkedin son servicios gratuitos y accesibles a cualquiera. Sin embargo, es preciso tener en cuenta que la marca personal es dinámica. Las sensaciones que percibes de los demás van construyendo tu marca personal. Esas percepciones varían día a día, tanto en el entorno físico como en el digital. Nota que decimos entorno físico y no real, puesto que el entorno digital es tan real como el físico y las fronteras entre ambos son cada vez más delgadas. También es necesaria cierta constancia. Si dejas de trabajar tu marca personal su posicionamiento cae. El branding personal (técnicas de marketing aplicadas a tu marca personal), por tanto, ha de trabajarse día a día para obtener los resultados deseados. Se trata de, utilizando todas las herramientas que tengas a tu alcance, mostrar a tu público todas las cosas positivas que tienes dentro para conseguir el objetivo que te propones.

 

  • Herramientas on-line: correo electrónico, redes sociales, RSS y agregadores de noticias, websites, blogs, herramientas de análisis, herramientas de monitorización, herramientas de gestión de redes.
  • Herramientas off-line: radio, TV, prensa, conferencias, libros, etc.

 

Las tres leyes del branding personal 

 

  • Autenticidad: No queremos ni podemos fingir lo que no somos. Si no eres Raúl, no podrás presumir de tu récord de goles con el Real Madrid, pero sí, quizá, de ese cordero que haces con la receta que te enseñó tu abuela. La autenticidad significa mostrar de verdad quién eres y qué es lo que sabes hacer. No podemos caer en el error de crear una imagen falsa de nosotros mismos. Intenta que tu contenido sea original. Si utilizas contenido de otros, dilo, no pasa nada, la red es un espacio para compartir e interactuar. Lo que nunca debes hacer es copiar el contenido de otros, puesto que acabarán descubriéndote y será contraproducente para tu reputación y por tanto para tu marca personal. No hay nada que afecte más a tu credibilidad que el hecho de que tu público sepa que les has engañado.

 

  • Transparencia: en lo que somos y hacemos. No escondas tu mundo profesional, el público quiere poder verificar lo que les estás contando. Por ejemplo, si te presentas como modelo profesional deberías poder demostrarlo enseñando algunos de tus trabajos en Instagram, en una página de Facebook o en una web. Eso o cargar con tu book a todas partes. También transparencia asumiendo los errores. Todos nos equivocamos alguna vez y cuando ocurre es preferible disculparse y mostrar que no ha habido mala fe. Imagina que das un dato incorrecto en tu blog o en Twitter, ¿hay algo que aporte más credibilidad que el ser tú mismo quien advierta un error propio al público?

 

  • Visibilidad: Aprovecha las ventajas de la red. Es un escaparate para dirigirte a tu público y para que ellos se dirijan a ti. Necesitas que la gente te posicione en la categoría que a ti te interesa: por ejemplo experto en Marketing, modelo o fontanero, pero para eso debes aportar cosas que muestren que estás dentro de esa categoría. Si no, puedes pasar muy rápido a no interesar a tu público. Por ejemplo, en Twitter, tu número de contactos fluctúa y una persona que te seguía puede decidir dejar de hacerlo. No se trata de a quién sigas tú, sino de quién te sigue a ti. Comunicarse en internet es gratis, lo que facilita que haya mucha gente dentro y sea necesaria una diferenciación para poder sobresalir y ser visible.

 

Las redes sociales y los blog suponen una oportunidad excelente para las personas que buscan empleo, ya que a través de ellos pueden conocer a gente con poder de decisión con la que antes no habrían tenido la posibilidad de contactar. No trabajarlas supone un riesgo en cuanto que mientras alguien no trabaja su marca personal, parte de sus competidores ya lo estarán  haciendo. Por lo tanto, como orientador laboral deberás intentar que tus clientes no pierdan el tren. Tu objetivo es que aprovechen todos los canales en los que puede estar su público para que su contenido sea visible para ellos.  

 

Fórmate para trabajar. Toda nuestra formación, tanto cursos como FPs están seleccionados por su alta empleabilidad

 

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.

Chatear ahora