Acércate a la contabilidad: pasos básicos

Acércate a la contabilidad: pasos básicos

Índice de contenidos

¿Te interesan la administración y las finanzas, pero aún no has dado el paso de prepararte profesionalmente? Hoy podrás acercarte a este apasionante mundo y vislumbrar los principios de la contabilidad. Para llevar la contabilidad de una empresa, primero deberás conocer su patrimonio. Además, tendrás que ver como se representan y como se mueven cada uno de los elementos que componen el patrimonio empresarial. Para ello necesitas:

 

  • Conocer que es la cuenta, para que sirve, como se estructura, que tipos hay.

 

  • Conocer el convenio de cargo y abono.

 

  • Conocer el sistema de partida doble. Si no lo sabes, el patrimonio empresarial está formado por distintos elementos patrimoniales, que se representan en contabilidad a través de las cuentas. Los elementos patrimoniales se clasifican en activo, pasivo y neto patrimonial. Asimismo, las cuentas también se clasifican con arreglo a la procedencia del elemento patrimonial al que representa. Para operar con las distintas cuentas deberás conocer una serie de términos importantes como abrir, saldar, liquidar.... La cuenta es un instrumento de medida y representación de los distintos elementos patrimoniales, que capta la situación inicial y las variaciones que posteriormente se vaya produciendo en los mismos. La cuenta se representa esquemáticamente en forma de T.

 

  • Abrir una cuenta: es asignar un título a una cuenta nueva y realizar en ella la primera operación. Cargar, debitar o adeudar: es escribir o anotar una cantidad en el debe de una cuenta. Abonar, acreditar o descargar: es anotar una cantidad en el haber de una cuenta. Débito: es la suma de todos los cargos que hay en el debe de una cuenta. Crédito: es la suma de todos los abonos que hay en el haber de una cuenta. El sistema de partida doble, establece que cualquier hecho u operación de carácter económico contable, da lugar como mínimo a dos anotaciones: Una de carácter deudor. Otra de carácter acreedor. Es decir, una anotación en el debe tiene su correspondiente anotación en el haber. Este mecanismo de contabilización, consiste en registrar simultáneamente las dos partes, que aparecen como mínimo en todo hecho contable. Teniendo en cuenta: En toda anotación contable, tiene que haber un deudor o varios por el importe de la operación y un acreedor o varios por el mismo. En toda anotación contable, la suma del debe ha de ser igual a la suma del haber.

 

¿Quieres seguir aprendiendo sobre contabilidad? Visita el Curso de Administración y Finanzas.

 

Fórmate para trabajar en servicios, administración y empresa:

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.

Chatear ahora