7 consejos para brillar en una entrevista telefónica

7 consejos para brillar en una entrevista telefónica

Índice de contenidos

Probablemente hayas enviado tu currículo a muchos procesos de selección de los que no has sabido nada, hasta que un día recibes una llamada que empieza así: Gracias por tu interés en nuestra empresa. Tu currículo es impresionante. ¿Podemos programar una entrevista inicial vía teléfono esta semana? Estás eufórico. Tan pronto como cuelgas el teléfono, das saltos de alegría y piensas para ti: “Me quieren. Ese trabajo va a ser mío”.

Relájate. La realidad es que aún te quedan unos cuantos pasos que dar antes de ser seleccionado. A menudo, candidatos con buena preparación caen en el primer asalto: la entrevista telefónica.

En esta etapa deberás pasar el filtro del departamento de recursos humanos, cuyo rol es facilitar la contratación de los responsables de cada área haciendo una preselección de candidatos para una segunda fase de entrevistas.  Su objetivo es obtener en la entrevista la información básica de los diferentes candidatos y realizar un primer juicio sobre la personalidad, temperamento, estilo de comunicación, expectativas salariales, etc.

Es posible que al enfrentarte a esta entrevista, sientas toda tu historia empaquetada en tu interior y quieras explicar al reclutador cada detalle  de tu vida laboral y todas tus habilidades para que las tenga en consideración.  Sin embargo, has de recordar que la entrevista durará tan sólo media hora. Conten tu impulso de ofrecer una narración detallada sobre tu vida laboral, en cambio, sigue estos consejos que te guiarán al éxito:

 

1. Estáte preparado para explicar cada transición laboral

Un reclutador del departamento de Recursos Humanos querrá que le guíes en la entrevista a lo largo de tu currículo. Querrá saber por qué elegiste una u otra dirección laboral; por qué cambiaste de empleo o cuál fue la razón de ese ascenso que figura en tu CV. También te preguntará sobre experiencias cortas o sobre periodos largos en los que no figure ninguna actividad en tu currículo. Estáte seguro de llevar una copia de tu currículo contigo (en papel o en el móvil) y repásalo antes de que empiece la entrevista.

Esta parte de la entrevista generalmente sólo es un elemento de verificación, a no ser que tus respuestas den a entender que hay más de que parece a primera vista. En la mayoría de los casos bastará con respuestas como "fui reclutado", "me cambié de empleo porque me ofrecían un proyecto de mayor responsabilidad",  o "fui parte de un ERE empresarial".

Si los espacios vacíos en tu currículo se corresponden con una situación delicada a nivel familiar o de salud, puedes comentarlo sin entrar en detalles. Eso sí, deja claro que ya has cumplido tus obligaciones, que la crisis ya ha finalizado y que estás listo para dedicarte de nuevo al 100% a tu carrera.

 

2. Estáte preparado para explicarlo todo sobre tu currículo

Cualquier pormenor de tu currículo puede despertar el interés del reclutador. Estáte preparado para entrar al detalle, pero no te detengas mucho tiempo en una única respuesta. Después de un par de frases podrás preguntar al reclutador si quiere que puntualices o aclares algo.

 

3. Entiende que la entrevista no va sólo de preguntas y respuestas

Tu reclutador está entrenado para captar en tus intervenciones aspectos como tu nivel de autoconfianza, tu personalidad o tu habilidad para comunicarte eficientemente. No corras en tus respuestas y mantén el tono de tu voz, al mismo tiempo que muestras parte de tu personalidad.

 

4. Entiende cuáles son tus puntos débiles y prepárate para minimizarlos

Puede que seas reticente a tratar temas como la edad, los espacios vacíos en tu currículo o por qué has saltado de una empresa a otra. Sin embargo, si afrontas estos temas con cabeza, comprenderás que puedes minimizarlos. Simplemente contesta estas preguntas sin ponerte a la defensiva, con hechos, después dirige la conversación hacia otro tema y sigue adelante.

 

5. No te pongas nervioso cuando surjan las preguntas incómodas

Existen cuatro grandes preguntas que te pueden hacer sentir incómodo:

Háblame de ti

Hablame de tu mayor fortaleza o debilidad

¿Cuáles son tus expectativas salariales?

¿Dónde te ves dentro de 5 años?

Hay numerosos artículos que explican cómo contestar a este tipo de preguntas. Revísalos y practica tus respuestas.

 

6. Haz los deberes y prepara buenas preguntas que realizar al reclutador

Lo más probable es que te den la oportunidad de hacer preguntas. Utilízala para mostrar tu entusiasmo: pregunta cosas sobre los diferentes aspectos del puesto o pregunta si podrás utilizar X capacidad que desarrollaste para conseguir Y. No utilices esta oportunidad para preguntar sobre sus procesos, fechas de inicio, salario, otros beneficios corporativos o cualquier otra cosa que te beneficie exclusivamente a ti.

 

7. Controla el espacio

Realiza la entrevista en un espacio silencioso, bien iluminado y libre de distracciones.Siéntate en una silla con la información que puedas necesitar a mano. Focaliza tu atención en el reclutador y siempre que sea posible cerciórate de recibir la llamada a través de una línea telefónica fija antes de hacerlo en una línea móvil a la que pueda llegar una cobertura insuficiente o pobre.

 

Si tienes estos consejos en mente, superarás esta primera fase y estarás preparado para la entrevista en persona.

 

Fórmate para trabajar. Toda nuestra formación, tanto cursos como FPs están seleccionados por su alta empleabilidad

 

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.

Chatear ahora