¿Cuáles son los cuidados que necesita mi caballo?

¿Cuáles son los cuidados que necesita mi caballo?

Índice de contenidos

Los caballos son animales muy nobles y trabajar con ellos aporta una gran satisfacción y felicidad. Disfrutar de su compañía es siempre agradable, pero que esté sano y fuerte requiere unos cuidados que no puedes pasar por alto.

Cómo cuidar un caballo

Si quieres conocer los consejos más importantes para cuidar a un caballo, son los siguientes:

Espacios abiertos

A los caballos les gusta disfrutar de su libertad, pastando y corriendo por campos abiertos. Para que el animal no se sienta atrapado, es recomendable que habite en un mínimo de una hectárea de terreno.

 

Limpiar su hábitat

Asegurarse diariamente de que el espacio donde viva esté limpio de plantas venenosas como el tejo, la belladona, la ricina o el laurel es vital para que no se alimente de ellas inconscientemente. Por ello, es necesario conocer la apariencia de esas plantas y limpiar el terreno asiduamente.

 

Pasto cerrado

Que el lugar donde habite esté cercado para evitar que se escape o se lesione es también una prioridad; pero no sirve con cualquier alambre: hay que evitar el de púas, puesto que es afilado y puede dañarle, y optar por un tipo de alambre liso.

 

Refugio limpio y adecuado

Su establo debe tener al menos tres paredes para protegerle del viento, la lluvia y el sol; además de estar limpio. Retirar sus excrementos y la paja todos los días es muy importante para que no se contagie de enfermedades como la Leishmaniosis. Por otra parte, también hay que asegurarse de que el agua esté siempre fresca y limpia.

 

Cama cómoda y caliente

La paja es el recurso más popular por lo económica que sale y por su comodidad, pero esta requiere que se retire todos los días, puesto que pueden aparecer esporas de hongos. Por ello, la opción más adecuada es revestir el suelo con goma y cubrirlo de virutas de madera o de paja para darle calor.

 

Aseo personal

Si el caballo permanece todo el día encerrado en el establo requerirá de más aseo que si sale a galopar; ya que el viento ayuda a expulsar los aceites naturales que genera su crin. En el primer caso necesitará limpieza dos veces al día; mientras que si sale diariamente bastará con una vez a la semana.

 

Bien alimentado

El animal necesita comer entre el 2 y el 3% diario de su peso en alimentos, como el heno y el grano.

 

Revisar herraduras

Además de comprobar que los cascos no han crecido en exceso, también hay que asegurarse cada seis u ocho semanas de que las herraduras no estén sueltas o tengan algún elemento que pueda dañarle.

 

Medicación

Los equinos tienden a tener parásitos por el largo tiempo que acostumbran a estar al aire libre; por lo que suministrarle cada dos o tres meses un medicamento antiparasitario es lo más recomendable para evitar las posibles infecciones que transmiten algunos insectos.

 

Mantener al caballo sano y vigilado es un trabajo duro que puede llegar a cansar en muchas ocasiones, pero merece la pena cuando disfrutamos de la compañía y la felicidad que aportan.

Si te gustaría dedicarte profesionalmente al cuidado de los equinos, en los cursos del área veterinaria encontrarás cursos como los de Auxiliar de Veterinario Ecuestre o de Asistente Técnico Veterinario Ecuestre

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.

Chatear ahora