¿Qué es el entrenamiento deportivo?

¿Qué es el entrenamiento deportivo?

Índice de contenidos

Estar activos físicamente es cada vez más importantes para las personas, no solo por los beneficios que traen a nuestro cuerpo, si no también por lo bueno que es para la salud mental y para desconectar del día a día. Por esta razón, cada vez son más las personas que acuden a centros o a entrenadores deportivos. Pero para que sea eficaz y no tengamos lesiones es importante contar con una buena planificación del entrenamiento deportivo. 

¿Cuáles son los 5 elementos del entrenamiento deportivo?

Los cinco elementos del entrenamiento deportivo son los siguientes:

  • Intensidad
  • Volumen 
  • Densidad
  • Duración 
  • Frecuencia 

La intensidad se refiere a la calidad o nivel de esfuerzo del entrenamiento deportivo. Se establece teniendo en cuenta el grado de fuerza, velocidad y la amplitud del movimiento. La intensidad siempre la marca el nivel de exigencia del trabajo. 

El volumen es la cantidad de trabajo realizado. El volumen siempre es proporcional a la intensidad, a mayor volumen menor intensidad. 

La densidad esta relacionada con la actividad y el descanso. Actualmente existen dos tipos de pausas, una de ellas relacionada con la recuperación del organismo después de realizar el ejercicio y la otra cuando se producen los procesos de adaptación. 

La duración es el tiempo de aplicación de un estímulo. Para que un estímulo produzca un efecto determinado se debe aplicar durante una duración mínima dependiendo del objetivo que persigamos. 

La frecuencia es el número de sesiones aplicados por semana, hace referencia a la cantidad de sesiones contando todas sin importar lo que se trabaje. 

¿Cuáles son los principios del entrenamiento deportivo?

Los principios del entrenamiento deportivo son las reglas generales que se aplican al entrenamiento de cualquier disciplina. 

El principio de progresión de carga defiende que mientras vamos mejorando en nuestro entrenamiento el cuerpo se va adaptando a las cargas que recibe, por esta razón, es importante tener una planificación y hacerlo de manera progresiva. 

El principio de intensidad del esfuerzo trata de que la carga del entrenamiento debe crear un desequilibrio en nuestro organismo. 

El principio de sobrecarga dice que el entrenamiento deportivo debe crear fatiga en el deportista para obtener beneficios. 

El principio de variabilidad se basa en que los entrenamientos deben contar con sesiones de distinto volumen e intensidad, ya que si siempre hacemos el mismo entrenamiento nuestro cuerpo se adapta y no mejoraremos. 

El principio de individualización defiende la idea de que cada persona tiene que tener un plan de entrenamiento deportivo propio que se adapte a sus necesidades. 

El principio de carga y recuperación consiste en que para que el organismo mejore debe contar con un desequilibrio y tras esto un periodo de descanso para recuperarse. 

El principio de especificidad habla de que si vamos a competir los entrenamientos deben ser lo más similar posible al día de la competición. 

El principio de periodización consiste en la planificación teniendo en cuenta el periodo de la temporada en la que nos encontremos. 

¿Cómo hacer una rutina de entrenamiento?

A la hora diseñar una rutina de entrenamiento se debe tener en cuenta:

  • Los días de entrenamiento disponibles a la semana y el tiempo disponible para cada sesión.
  • Los objetivos a corto, medio o largo plazo. 
  • Las preferencias deportivas o los métodos deportivos más aconsejables para esa persona concreta. 
  • Las herramientas disponibles, no es lo mismo querer entrenar al aire libre, en casa o en un gimnasio. 
  • Y por supuesto, la condición física de la persona y todas sus variables. 

En las rutinas de entrenamiento cuanto menos se deje a la improvisación, más eficaz será cada sesión de entrenamiento. 

Al empezar la rutina de entrenamiento se deben seleccionar los ejercicios que se van a realizar, intentando combinar más de uno con diferentes intensidades y volúmenes. Una vez tenemos los ejercicios se deberá elegir el número de series, repeticiones o el tiempo en el que se va a hacer cada ejercicio teniendo en cuenta que tiene que ser progresivo e ir aumentando con el tiempo la intensidad. Al igual que se planifican los entrenamientos, se deben planificar los descansos. 

Para realizar una rutina de entrenamiento correcta para los objetivos y la condición física de una persona y para la realización de los ejercicios de manera correcta se debe contar con un entrenador personal, que este formado y tenga los conocimientos necesarios para ayudarnos a conseguir nuestros objetivos sin provocarnos lesiones.   

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.