Cómo detectar y evitar golpes de calor en los perros

Cómo detectar y evitar golpes de calor en los perros

Índice de contenidos

En verano, las altas temperaturas y el sol pueden poner en peligro la salud de los perros, por eso es importante que si tienes un can como mascota sepas detectar si ha sufrido un golpe de calor. Los problemas más asiduos en estas fechas son las quemaduras, las alergias, las erupciones cutáneas, los golpes de calor, y las dermatitis. No obstante, estos factores inciden de forma diferente dependiendo del animal y de la raza. En el caso de los perros la incidencia dependerá del tipo de pelo y de piel (su color, largura y número de capas) o simplemente de su edad.

 

Causas que conducen a que un perro sufra un golpe de calor

  • Condiciones medioambientales de calor intenso (superiores a 39º) y con humedad excesiva.
  • Exceso de ejercicio
  • Enfermedad de las vías respiratorias superiores que inhibe la respiración
  • Envenenamiento: algunos compuestos tóxicos como la estricnina, pueden ocasionar convulsiones, que pueden causar un aumento anormal de la temperatura corporal
  • Complicaciones de la anestesia
  • Ejercicio excesivo

 

Cómo detectar si un perro está sufriendo un golpe de calor

Pese a que el diagnóstico corresponderá al veterinario, no está de más que el asistente técnico veterinario esté familiarizado con estos síntomas:

  • Jadeos
  • Deshidratación
  • Babeo excesivo ( ptyalism )
  • Aumento de la temperatura corporal - por encima de 39° C
  • Encías enrojecidas
  • Producción de pequeñas cantidades de orina o nada de orina
  • Insuficiencia renal súbita aguda
  • Presencia de taquicardia
  • Presencia de arritmia
  • Paro cardiorrespiratorio
  • Acumulación de líquido en los pulmones
  • Dificultad súbita para respirar ( taquipnea )
  • Trastorno de coagulación sanguínea
  • Vómito con sangre ( hematemesis )
  • Sangre en las heces o heces
  • Heces negras y alquitranadas
  • Convulsiones
  • Temblores musculares
  • Movimientos descoordinados
  • Pérdida de la consciencia

 

Para poder prevenir este problema, en primer lugar siempre se debe ofrecer al perro una zona de sombra para que no esté expuesto al sol. Además debe tener agua a su disposición, sobre todo si el perro se encuentra en una terraza o patio. Si hace calor, no es recomendable que hagan grandes esfuerzos físicos. Al contrario de lo que se puede pensar, a veces, cortarles o raparles el pelo es contraproducente ya que éste tiene la función de proteger su piel. Por último, ¡ojo!, con dejar a un perro dentro del coche con las ventanillas subidas, al igual que sucede con los niños puede acarrear consecuencia fatales. 

Si te gustaría dedicarte profesionalmente al cuidado de los animales dentro del área veterinaria encontrarás varios cursos que te darán los conocimientos necesarios, como el de Auxiliar de Clínica Veterinaria

 

Fórmate para trabajar con animales:

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.

Chatear ahora