Educación Infantil ¿Trabajas con niños? Cuida tu postura

Educación Infantil ¿Trabajas con niños? Cuida tu postura

Índice de contenidos

Autor: Álvaro Chaves, docente de IMPLIKA SEVILLA

Uno de los aspectos que se tratan dentro de la profesión de atención y animación infantil es la asistencia a menores en aulas matinales y comedores escolares, servicios cada vez más demandados por los padres para poder compatibilizar el cuidado de sus hijos con la jornada laboral.

Para dar respuesta a las necesidades básicas del niño en la primera infancia es preciso conocer los cuidados y la atención que demandan: conocer técnicas adecuadas para la alimentación de bebés, saber intervenir educativamente en los diferentes trastornos alimentarios y conocer cómo deben ser las condiciones óptimas para establecer espacios destinados a la alimentación. La alimentación es voluntaria, por ello se puede influir educativamente, propiciando una alimentación equilibrada y desarrollando hábitos adecuados, sin olvidar una correcta higiene postural en estas tareas.

 

Acciones cotidianas del educador y la postura

Estar de pie para dar de comer a un bebé, agacharse para coger en brazos a un niño o niña en el comedor o pasar un rato sentado dando un biberón…son acciones cotidianas que hacen los educadores. La repetición de posturas incorrectas puede dar lugar a desde leves molestias musculares hasta graves patologías estructurales. De ahí que sea de gran importancia establecer una adecuada higiene postural a la hora de realizar tareas relacionadas con la alimentación. Para ello es necesaria una prevención, entendiendo ésta como el conjunto de medidas dirigidas a evitar que un hecho suceda o, una vez producido, disminuir sus consecuencias. Deberemos analizar los principales factores de riesgo en las tareas de alimentación y qué medidas debemos practicar para una correcta postura. Los principales factores de riesgo son:

  • Posturas forzadas.
  • Movimientos repetitivos.
  • Carga de trabajo excesiva.
  • Levantar pesos a menudo o sobreesfuerzos.
  • Vibraciones en el lugar de trabajo.

 

Como prevenir las malas posturas 

  • Alternar los períodos de sedestación y bipedestación, controlando el tiempo de cada período.
  • Cuando estamos de pie, hacer apoyo alternativo sobre las piernas.
  • Incorporar el hábito de la práctica de ejercicio físico.
  • Tomar conciencia de la actitud postural habitual y detectar las alteraciones posturales que podemos presentar.
  • Respetar el período de descanso y hacerlo en una postura adecuada.
  • El control de los factores de riesgo se lleva mediante medidas de higiene postural y un programa de ejercicios de flexibilización (estiramientos musculares) del cuerpo y de tonificación muscular.

 

No debemos olvidar que nuestra labor como especialista en atención y animación infantil ha de ir acompañada de una correcta conservación de las capacidades físicas que nos permitirán desarrollarla correctamente y que unidos a valores como la tolerancia, empatía o actitud didáctica nos conducirán a sentirnos satisfechos y orgullosos de la labor educativa realizada.

 

Fórmate para trabajar en el área de la educación y la intervención social

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.

Chatear ahora