7 consejos para educar a tu perro

7 consejos para educar a tu perro

Índice de contenidos

El perro es el mejor amigo del hombre, y su presencia aporta mucha compañía y alegrías. Sin embargo, que no esté adecuadamente adiestrado puede traerte muchos problemas tanto en la convivencia como cuando lo saques a pasear. Estos son los 7 factores más importantes:

  • La clave principal para que un perro respete a su dueño es demostrar que eres el macho alfa; es decir, que el dueño (o dueña) es el que manda y del que debe recibir órdenes y obedecerlas. Para ello, los primeros meses son vitales. Detalles como que sea el dueño el que sale primero de casa a la hora de pasear o no dejarle que se suba encima; además de marcar su propio espacio para dormir van a ser los que influyan en gran medida en la imagen que la mascota tenga sobre ti.
  • Una vez conseguido que el perro haya entendido tu posición como macho alfa, ha llegado el momento de educarle en su comportamiento. Una de las cuestiones más sencillas pero muy importantes es llamar al animal siempre por el mismo nombre. Si no tiene nombre o cada miembro de la familia le llama de una manera diferente, la mascota no sabrá reconocer que cuando se pronuncia esa palabra se le está llamando y posiblemente no responderá.
  • Las lecciones sobre cómo sentarse o dar la patita deben comenzar justo después de haberle sacado de paseo durante un buen rato para que esté relajado y liberado. Si se comienza antes, es posible que aún no haya hecho sus necesidades o que sencillamente tenga muchas ganas de correr o jugar, y probablemente no prestará la atención necesaria.
  • La orden que quieres enseñar debe repetirse continuamente hasta que la aprenda, y siempre con la misma estrategia. Por mucho que sea costoso, si decidimos cambiar de función se le olvidará totalmente lo que estabas tratando de enseñarle y habrá sido tiempo perdido.
  • Las sesiones de adiestramiento deben ser constantes en el tiempo. Una vez se haya decidido enseñarle, habrá que llevarlas a cabo tres o cuatro veces por semana durante media hora diaria aproximadamente. Si duran más tiempo, es probable que acabe cansándose y que asocie ese momento con una rutina aburrida que no le interese seguir.
  • El entorno donde se realice la formación también debe ser adecuado. Que las condiciones climatológicas sean agradables y que el lugar no esté rodeado de otros perros que puedan distraerle es fundamental para que la mascota atienda adecuadamente.
  • Reconocer sus logros con entusiasmo es también muy importante para que reconozca que lo que acaba de hacer está bien y lo repita siempre que se lo pidas. Darle premios como galletas o salchichas es positivo, pero siempre sin exagerar, puesto que posteriormente es posible que busque esos premios inmediatamente después de realizar la acción.

 

Adiestrar a tu mascota es un trabajo que requiere de esfuerzo durante varios meses, pero una vez conseguido la relación con ella mejorará y conseguirás que aporte aún más alegrías de las que ya aportaba. ¿Te gustaría profundizar en las técnicas de adiestramiento? Desde este link puedes acceder a información sobre el Curso de Adiestramiento Canino. Y si lo que te interesa es tener conocimientos de veterinaria, no te pierdas nuestros cursos de este área. 

 

Fórmate para trabajar con animales:

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.

Chatear ahora