Trucos de Personal Shopper. Dime de qué color vistes y te diré quién eres

Trucos de Personal Shopper. Dime de qué color vistes y te diré quién eres

Índice de contenidos

¿Sabías que los colores de tu alrededor tienen influencia sobre tus emociones y en cómo te ven los demás? Y es que los colores, además de tener un componente estético, poseen la habilidad de evocar sensaciones y crear una imagen determinada acerca de la persona que los lleva.

 

La psicología del color es una técnica utilizada por los personal shopper, empresas, tiendas y restaurantes, quienes escogen con sumo cuidado las tonalidades que utilizan tanto para sus clientes como para establecimientos y elementos corporativos. Entonces, ¿por qué no podrías hacerlo tú? No es lo mismo vestirse para una entrevista de trabajo, para una reunión importante o para acudir a un evento más informal, ¿verdad?

 

Descubre qué tonos son los más adecuados según la ocasión y lo que quieras transmitir con cada uno de ellos:

 

  • El negro: este color otorga un aire de autoridad. Ir todos los días de negro es fácil y prudente, pero puede resultar un arma de doble filo ya que puede denotar falta de imaginación. También puede implicar que alguien se oculta detrás de él. Lo más adecuado es mezclarlo con otro color, por ejemplo la combinación de blanco/crema y negro es perfecta para ir a la oficina o para realizar una presentación importante. En eventos formales de noche, llevar un traje o vestido negro siempre es todo un acierto, es el mayor símbolo de elegancia.

 

  • El marrón: los tonos tierra transmiten una actitud simpática y práctica, aunque al mismo tiempo seria. Es una alternativa excelente al negro y para las personas de tonalidad cálida (las pieles cálidas suelen ser doradas, con un subtono amarillo y se broncean fácilmente en verano). Puede resultar aburrido cuando se lleva solo, pero mezclado con otros colores cobra vida, y podría convertirse en elemento básico de un armario. Por ejemplo una americana en tono tierra es ideal para ir al trabajo y para actividades del día a día.

 

  • El beige: es un tono sereno, cercano y agradable. Se recomienda para personas que trabajan en contacto directo con la gente (profesionales de RRHH o del área sanitaria, entre otros). Intenta combinarlo con colores contrapuestos. Lo mejor de este color es que se puede llevar durante todo el año.

 

  • El blanco: pureza, limpieza y frescura. Blanco roto, marfil, crema… existen tonalidades para todo el mundo. Es recomendable en climas calurosos ya que refleja la luz. Perfecto para fiestas veraniegas, eventos diurnos y ambientes playeros.

 

  • El azul: trasmite confianza, paz y orden. El azul marino oscuro suele asociarse con la autoridad, por lo que también es ideal para trajes de oficina. Los tonos más claros como el azul grisáceo o el azul pastel son buenos para añadir un toque en ocasiones que requieran un aspecto más dulce y femenino.

 

  • El rosa: dulzura y empatía. Quizá un conjunto rosa pastel no sea lo más adecuado para ambientes laborales, ya que podría resultar demasiado infantil, pero una blusa rosa combinada con un traje oscuro aportará vida al conjunto. Además el rosa es una tonalidad que favorece e ilumina todas las complexiones.

 

  • El púrpura: muestra creatividad y sensibilidad. El púrpura es también el color del espiritualismo y de la meditación. En sus formas más claras, lilas y violetas, favorece la relajación.

 

  • El rojo: es el color de la energía, con él te sentirás seguro y al mando. Pero ojo, también sugiere un carácter fuerte y exigente. Combínalo en pequeñas dosis. Si tienes una entrevista de trabajo para un puesto directivo o de responsabilidad, una blusa roja te dará un empujón extra.

 

  • El verde: transmite calma y tranquilidad, además sugiere creatividad e imaginación. Es muy importante conocer el subtono de tu piel para saber el tono que más te favorecerá: un verde cálido, como el musgo, manzana… o un verde más frío, como el botella o el verde mar.

 

EXTRA: Para conocer tu subtono de piel observa el color de tus venas con luz natural. Si predominan los tonos verdosos probablemente pertenezcas al grupo de personas con piel cálida, en cambio si predominan los tonos azulados, tu piel es fría. 

Si te ha gustado el artículo y quieres tener conocimientos sobre el ámbito de la belleza infórmate sin compromiso sobre nuestro curso de Personal Shopper. 

 

Fórmate para trabajar en Estética y Belleza:

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.

Chatear ahora