¿Cuáles son los pasos a seguir en una Asesoría de Imagen Personal?

¿Cuáles son los pasos a seguir en una Asesoría de Imagen Personal?

Índice de contenidos

En los últimos años, cada vez se le da más importancia a la imagen personal y a lo que se transmite con ella. Ya sea para una entrevista de trabajo o sencillamente para salir con tus amigos, la elección de nuestro estilo es clave para dar una buena primera impresión.

Es por esto que cada vez se demandan más profesionales que sean capaces de llevar asesorías de imagen personal para ofrecernos las pautas correctas que debemos tomar cada uno a la hora de vestirnos. 

En este artículo queremos contaros cuáles son los pasos que se llevan a cabo en una asesoría de imagen personal. 

 

¿Cómo empezar una asesoría de imagen personal?  

Para poder realizar una asesoría de imagen personal es importante analizar a cada uno de nuestros clientes. Pero no solo eso, sino que como profesional debemos tener unos conocimientos actualizados de las tendencias y los colores que se llevan cada año, así como lo que podemos encontrar en las tiendas. 

En primer lugar, se debe conocer bien a la persona con la que se va a trabajar. Como es evidente, su complexión y aspecto son cuestiones determinantes a la hora de elegir un cambio de imagen, pero no solo eso: por medio de cuestionarios en los que se aborden sus preferencias en cuanto a los colores y las formas, además de ciertos aspectos de su personalidad, conoceremos los factores más relevantes a la hora de tomar una decisión. Es muy importante conocer qué prendas sientan mejor a cada tipo de cuerpo, pero lo es más empatizar con la persona y saber reconocer con qué se sentirá más cómoda. 

En segundo lugar, se lleva a cabo el análisis de visagismo, morfología y test de color para determinar cuáles serán los accesorios, tonos, estilo de pelo y maquillaje que más le convendrán a nuestro cliente. El llamado Test de Color muestra qué colores armonizan mejor con el tono de piel de cada persona, para incorporarlos así en su estilo por medio de tintes, collares o vestimenta. 

Saber reconocer los tonos acertados será decisivo para una buena imagen, puesto que elegirlos hará que todo el aspecto físico mejore: los ojos brillan, la piel tiene mejor aspecto, rejuvenece e incluso puede hacer que la confianza aumente.  Por otra parte, llevar los colores equivocados hace que se acentúen las imperfecciones, se envejezca e incluso en ocasiones da la sensación de que se ha aumentado de peso. 

 

¿Qué se hace en una asesoría de imagen personal?

Una vez conocidos todos los puntos a abordar en la persona, llega el momento de presentarle un dossier con la propuesta que más le convendría. Es importante que todo esté bien explicado y razonado para que, a la hora de finalizar con el trabajo, el cliente se sienta feliz con su cambio de look. 

El trabajo del personal shopper en este ámbito consiste en analizar profundamente el estilo, las características y las preferencias de su cliente para según las tendencias existentes poder marcar las pautas de estilo en cuanto a maquillaje, ropa y complementos, peinado y estética en general que mejor le vendrían a la persona concreta. 

Todas estas pautas son las que se marcan en el documento que el personal shopper entrega a su cliente, que le ayudará a cambiar su imagen o poder tomar decisiones en cuanto estilo más acertadas en el futuro a la hora de ir a comprar ropa o prepararse para cada evento. 

 

Fórmate para trabajar en Estética y Belleza:

 

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.