¿Qué es la gamificación y como funciona?

¿Qué es la gamificación y como funciona?

Índice de contenidos

La gamificación es un concepto que ha ido cogiendo popularidad en los últimos años, gracias a los buenos resultados que ofrece. La gamificación trata de reforzar los conceptos en ámbitos no recreativos gracias al entretenimiento como los juegos. 

¿Qué es la gamificación?

La gamificación es una técnica de aprendizaje que consiste en trasladar la mecánica de los juegos al ámbito educativo para conseguir mejores resultados. En su mayoría es utilizado en el sector educativo, aunque es cierto mencionar que no solo es utilizada en este ámbito. En el sector empresarial consiste en aplicar las mecánicas del juego al día a día de los empleados o para facilitar la comprensión de distintos conocimientos que deben conocerse dentro de la empresa. 

Esta técnica consiste en que los participantes vayan consiguiendo los objetivos mientras realizan las actividades, por esta razón, es importante tener bien asimiladas las dinámicas del juego que se va a realizar. Dependiendo del grupo y de las razones que se lleven a cabo para realizar este tipo de actividades se deberán explotar unas partes del juego más que otras. 

La gamificación no busca crear el juego sino simular entornos con el sistema de puntuación-recompensa-objetivo. 

Algunos ejemplos de aplicación de este tipo de gamificación son los siguientes: 

  • En el ámbito del marketing: algunas grandes empresas utilizan técnicas de gamificación para involucrar a los consumidores con la marca. Los clientes realizan diferentes actividades que les causan diversión y la empresa consigue dar visibilidad a la marca o a los productos. 
  • La concienciación de la sociedad: muchas instituciones han utilizado el juego para concienciar a la población sobre la importancia de reciclar, de tener estilos de vida saludable o de conducir de manera segura entre muchas otras cosas. 
  • En la organización diaria: actualmente existen infinidad de aplicaciones para ayudar a las personas a organizarse ya sea en la vida personal o profesional, muchas de estas ofrecen técnicas de gamificación al ofrecer premios, puntos o castigos dependiendo de si se cumple con lo esperado. 

¿Cuál es el objetivo de la gamificación?

La gamificación tiene como objetivo conseguir mejores resultados. En esta línea podemos destacar si lo que se busca es mejorar algunos conocimientos, alguna habilidad o recompensar alguna acción concreta. 

Todas las actividades realizadas con las técnicas de gamificación buscan lograr una serie de objetivos como los siguientes: 

La fidelización por parte de los integrantes. La gamificación consigue que los participantes se involucren con el contenido y creen un vínculo con este. 

Facilitar el aprendizaje. Gracias a la gamificación se simplifica el proceso de asimilar los conceptos lo que ayuda a los participantes a entender las materias más complejas. 

Otro objetivo es la motivación. La técnica de la gamificación consiste en utilizar técnicas de entretenimiento, por lo que los integrantes no se aburren y esto aumenta su motivación. Al estar motivados se dan cuenta de que son capaces de entender las materias, lo que provoca que pongan más atención y se concentren en conseguir sus objetivos. 

El último objetivo sería la recompensa. En algunas tareas no hay más incentivos que el aprendizaje, lo que no despierta mayor interés. Gracias al juego los participantes se lo toman como una recompensa. 

¿Cómo hacer gamificación?

Aunque la gamificación no es nada nuevo en el ámbito académico, su popularidad se ha visto incrementada gracias a las nuevas tecnologías. Esta popularidad ha sido lo que ha conseguido que se utilicen estas técnicas en otros ámbitos más allá del académico. 

Hoy en día, se utilizan páginas web y aplicaciones móviles para aplicar esta técnica y ayudar a comprender los conceptos. La utilización de la tecnología en todos los ámbitos se traduce en una necesidad de contar con formaciones online especializadas en las nuevas tecnologías.

Se puede aplicar la gamificación a prácticamente cualquier contenido y para ello, todos deben perseguir los siguientes puntos:

  • Definir un objetivo: debemos decidir que queremos conseguir con estas actividades 
  • Transformar el aprendizaje en juego: debemos identificar la manera correcta de ofrecer aquello que queremos conseguir
  •  Elegir el reto: debemos saber que le hace divertido y que objetivos deben conseguir los participantes que les mantenga atentos 
  • Establecer las normas del juego: dependiendo del grupo que vaya a participar deberemos crear las normas que se deben cumplir.
  • Elegir las recompensas: las recompensas ayudan a que los participantes se mantengan motivados, por ello, deberemos elegir cuales serán las correctas para conseguir nuestro objetivo. 

¿Cómo podemos utilizar la gamificación en educación?

La gamificación facilita la interiorización de los conceptos que los alumnos deben absorber al hacerlo de una manera divertida. Además, ofrece una experiencia positiva para el alumno al no tratarse de conocimientos teóricos tradicionales, sino que les ofrecen diversión mientras aprenden. 

Al contrario que los métodos de enseñanza tradicionales, los alumnos se involucran con el contenido y tratan de conseguir los objetivos que se les plantean, de esta manera, están motivados en el juego mientras realmente están aprendiendo y asimilando los conceptos. 

La mecánica de los juegos en la enseñanza es similar a la de un videojuego, los alumnos se encuentran con una serie de objetivos que deben conseguir y a raíz que van consiguiéndolos se van dificultando las actividades a realizar. Esto provoca que formen parte del juego y pongan toda su atención en superar las pruebas que se les plantean.   

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.