cómo se estructuran los fp

La FP es una modalidad de formación profesional, estructurada en una serie de módulos con una duración aproximadamente de 2000 horas distribuidas a lo largo de 2 o 3 cursos académicos dependiendo del ciclo formativo que se estudie. Durante ambos cursos los alumnos deben superar una serie de módulos profesionales específicos de cada título y un módulo de formación en centros de trabajo donde se realizan unas prácticas y así poder acabar de completar la formación con los conocimientos y habilidades necesarias. 

Actualmente, los FP están divididos en en dos niveles formativos de Formación Profesional: 

A los Ciclos Formativos de Grado Medio pueden acceder todas aquellas personas que estén en posesión del título de la ESO o bien, hayan superado la prueba o curso de acceso correspondiente y los titulados de un Ciclo Formativo de Grado Superior podrán acceder a través del título de bachillerato o superando una prueba específica de acceso. Están preparados para asumir responsabilidades de planificación, organización y coordinación en el ámbito de su profesión. 

 

¿Qué se estudia en la parte teórica de los FP? 

Los alumnos podrán desarrollar su formación y aprender los contenidos para que puedan elegir la mejor opción que se adapte a sus necesidades y así desarrollar una serie de contenidos teóricos y generales del sector de su profesión que tienen como objetivo adquirir los conocimientos y competencias básicos para la cualificación. 

Los módulos profesionales de los títulos profesionales estarán expresados en términos de resultados de aprendizaje, criterios de evaluación y contenidos tomando como referencia las competencias profesionales o del aprendizaje permanente que se pretenden desarrollar a través del módulo profesional.

De esta manera, a partir de una formación teórica desarrollarán una serie de conocimientos básicos para lograr la acreditación de la formación, combinada con unas prácticas en las empresas que permitirán al alumnado tener su primer contacto con el entorno laboral y adquirir competencias necesarias en su futuro profesional.

¿En qué consisten las prácticas de FP?

Una vez los alumnos hayan finalizado la formación teórica deberán realizar el módulo profesional de formación en centros de trabajo que será imprescindible para obtener la titulación oficial en FP. 

El módulo profesional de Formación en centros de Trabajo (FCT) no ocupará un puesto de trabajo ya que el alumno deberá adaptarse e incorporarse al programa formativo  establecido por el tutor de FCT con la empresa colaboradora. La duración de FCT alcanza el 25% del período académico del ciclo formativo que se está cursando. En los ciclos de grado superior y Grado Medio de FP, por norma general, las prácticas en FP tendrán una duración de 400 horas lectivas.

El alumno podrá elegir la empresa donde realizar sus prácticas de FP, hablando con el tutor personal o adscribiendo a las empresas colaboradoras con los centros de formación. Una de las grandes ventajas del contrato en prácticas en FP, a diferencia del aprendizaje externo y todas las competencias clave que adquirirás según la demanda en el mundo laboral, es que el alumno está cubierto por un seguro de responsabilidad civil y accidentes. Las prácticas en FP no son remuneradas aunque existe una modalidad de prácticas en las que el alumno recibe una pequeña retribución.