Marisol Mayor explica cómo fue contratada al finalizar su formación

Marisol Mayor emprendió una reinvención laboral cuando cerró la empresa en la que habría trabajado toda la vida y se encontró en el paro. Entonces decidió formarse en algo que siempre le había apasionado: la decoración. 

Tras valorar distintas opciones para iniciar su nueva andadura se convenció por Implika porque, según sus palabras, "era lo que más entraba dentro de lo que me apetecía hacer". 

El periodo formativo fue "muy provechoso" y adaptado a sus necesidades, por lo que terminó satisfecha. Además el trato personalizado por parte de nuestro equipo fue otro de los puntos positivos para Marisol: "te hacen sentir bien, importante"

Las prácticas realizadas en Leroy Merlín fueron intensas y con mucho apoyo por parte de sus compañeros, "aprendes cada minuto una cosa", explica. Se ocupaba de distintas tareas y siempre avanzando cuando ya había controlado alguna de ellas. Posteriormente fue contratada de forma indefinida y hoy forma parte de un gran equipo. "Pedidos, reposiciones, escarates, trabajar la decoración", son tareas que constituyen su día a día. 

Conoce la historia de Marisol al completo:

 

 

Contacto Llámanos