Estudiar psicología canina

curso de psicología canina

Si quieres convertirte en un adiestrador canino profesional o en un experto en psicología canina (o quizá únicamente entender mucho más a fondo lo que siente y pasa por la cabeza de tu perro) es importante tener en cuenta que los animales no necesitan solo alimentos, agua y refugio sino también, tras milenios de convivencia con los humanos, amor, compañía y mantener buenas relaciones basadas en ciertas jerarquias.

Una buena conjunción de los anteriores elementos puede provocarles sufrimiento o malestar cuya punta del iceberg son problemas de comportamiento. Por esta razón, pueden necesitar la ayuda de un profesional en psicología canina o un experto en comportamiento animal, también llamado etólogo.

Los perros son animales que aprenden a obedecer para cumplir ciertas obligaciones que requiere la vida en la ciudad: pasear con correa, vivir en un piso, cumplir con un horario, etc... Aún así, es importante que puedan tener momentos para desarrollar su tendencia natural, como relacionarse con otros perros, contar con espacios y momentos para correr sin límites o afrontar problemas que estimulen su inteligencia. Estos aspectos son imprescindibles para que el perro pueda crecer sin problemas emocionales.

Además, los perros son seres sociales, en su propia naturaleza cuentan con el sentimiento de vivir en manada. En la ciudad esta manada la crearan con el dueño y su familia, esto puede conllevar a conflictos y provocar en el perro comportamientos como depresión, agresividad, ansiedad, miedo o fobias.  Estos casos pueden conllevar a que el animal necesite ayuda profesional para poder detectar los puntos que generan los conflictos del perro y solucionarlo. Si quieres saber las razones por las que puede necesitar un perro a un psicólogo no te pierdas este post. 

¿En qué situaciones puede necesitar un perro un psicólogo canino?

  • Son varias las situaciones que pueden provocar un trastorno mental en el perro. Una de ellas es pasar mucho tiempo a solas. Con el ritmo de vida de la ciudad muchos de nuestros animales se quedan durante horas en casa, esto puede provocarles sufrir episodios de estrés y ansiedad. 
  • Otro caso puede ser la llegada de un nuevo miembro a la familia. Si el perro está acostumbrado a ser el centro de atención y de repente aparece un nuevo miembro, puede conllevarle a sufrir problemas emocionales. Cambiar de lugar también puede desarrollarle problemas de comportamiento. Si el can ha estado viviendo en el mismo lugar y de repente cambia, puede que le cueste adaptarse al nuevo. 
  • Muchas de las consultas con un psicólogo canino se deben a conflictos que el perro sufre por momentos traumáticos de su pasado. Los problemas de conducta son frecuentes en los perros adoptados. Estos han podido ser abandonados, maltratados o han tenido carencias de socialización temprana, lo que presenta en ellos actitudes de estrés, depresión, exceso de apego, agresividad o posesión. Por ejemplo, si el perro en algún momento de su vida ha pasado por épocas de escasez alimenticia, también es posible que desarrolle problemas de posesividad con la comida. 
  • Además, los problemas de salud pueden conllevar también en problemas de conducta. 
  • Los animales pueden desarrollar ciertas conductas basándose en el lazo que tienen con su dueño. Los vínculos que tienen con sus cuidadores provocará que estos obtengan exceso de afectividad, nerviosismo o agresividad vinculada al apego.

El trabajo del psicólogo canino

El psicólogo canino debe detectar las razones que llevan al perro a comportarse de cierta manera. Una vez detectadas, deberá trabajar a fondo con el can y guiar al propietario para que pueda comprender al perro y mostrarle cuales son las necesidades que este tiene y que no están cubiertas. 

Además de para tratar adecuadamente problemas de comportamiento, la presencia del psicólogo es importante para mejorar la relación del perro con la persona y adecuar su conducta al entorno en el que viven. 

¿En qué centros podemos encontrar un psicólogo canino?

Los psicólogos caninos se necesitan en centros veterinarios y centros de animales abandonados, en comercios especializados y criaderos. Además de en laboratorios de diagnóstico y en sociedades protectoras de animales.

Conocimientos del experto en psicología canina

El experto en psicología debe conocer las causas, los síntomas y como tratar los distintos problemas de conducta que puedan presentar los animales, como la agresividad y la ansiedad entre otros. Además, debe conocer los principios de la etología, el comportamiento de los animales y la interacción del ser humano con el perro y de este con el entorno. También debe conocer los distintos tipos de miedo y fobias que puede sufrir el animal, así como saber la manera correctar de tratar con estos.

Diferencias entre el psicólogo canino y el adiestrador 

Cuando un perro presenta un problema de conducta se suele creer que es un perro con una mala educación, pero esto no es del todo correcto. Un perro bien educado y adiestrado puede presentar una alteración de su conducta en un momento dado debido a alguna experiencia traumática o a algún conflicto por temas afectivos. En esta línea es importante saber que un perro bien educado puede reaccionar de manera inadecuada ante determinadas situaciones, esto puede deberse por un problema emocional y no a un problema de educación.

El adiestrador canino educará al perro en cuestiones de obediencia, el psicólogo tratará al animal para conocer las causas de su comportamiento. 

Por ejemplo, el adiestrador canino podría enseñar al perro y a su dueño a pasear con la correa. Y el psicólogo le ayudará a superar la ansiedad por separación.

Si te interesa todo lo relacionado a los animales y quieres convertirlo en tu profesión, son muchas las especializaciones que puedes encontrar en nuestros cursos de veterinaria y animales.

 

Fórmate para trabajar con animales:

Cursos relacionados

Contacto Llámanos


Solicita información Llamar