Formarse en el sector inmobiliario, apuesta segura hacia el empleo

cursos de gestión inmobiliaria

El 2017 fue un buen año para el mercado inmobiliario que acabó el año con las mejores cifras de la última época. Esta mejora del sector seguirá incrementándose en 2018, los expertos afirman que este será el mejor año para la compraventa de viviendas. El portal inmobiliario Servihabitat afirma que el mercado aumentará un 18,3% en este año. 

Por estos datos podemos afirmar que este sector creará empleo durante este año y que formarse como agente o en gestión inmobiliaria puede ser una apuesta segura. 

Profesiones en el mercado inmobiliario 

Las inmobiliarias alquilan, compran y venden propiedades. Por esta razón, deben estudiar y analizar los inmuebles en profundidad.  El sector inmobiliario ofrece varios tipos de profesionales que pueden trabajar conjuntamente. En esta línea podríamos mencionar a los agentes inmobiliarios y los directores de gestión inmobiliaria.  Para entender de que tratan estas profesiones y en qué se diferencian, mostraremos las funciones concretas que realizan cada uno de ellos:

Funciones del agente inmobiliario 

La base del agente inmobiliario es el trato con el cliente. Este pasa el 70% de su tiempo laboral tratando con estos. Debe asesorar tanto a compradores y vendedores sobre los inmuebles correctos y negocias con ellos las condiciones de venta para conseguir un acuerdo entre ambas partes. Es el encargado de comparar y visitar diferentes propiedades para encontrar aquello que el cliente está buscando.

El agente inmobiliario debe conseguir una cartera de clientes que confien en él, por esta razón, debe ofrecer una atención personalizada y un buen servicio postventa, asegurándose de que los plazos y las condiciones pactadas se están cumpliendo. Un buen agente inmobiliario analiza en profundidad a sus clientes para conseguir encontrar el inmueble adecuado. 

Tareas del director inmobiliario

El director inmobiliario se encargará de supervisar el estado y la rentabilidad de los bienes propiedad de los clientes. Así como gestionar los pagos y mantener los libros contables al día. Entre muchas funciones tienen la posibilidad de aprobar a nuevos inquilinos y encargarse de cuestiones como los desalojos. Además, es el encargado de contratar los servicios que requiera pertinentes en cuestiones de seguridad y limpieza de los inmuebles.  El director también es el encargado de la promoción de las propiedades y de todos los aspectos relacionados con la publicidad y el marketing de cada uno de ellos.

 

Conocimientos para trabajar en el sector inmobiliario

Aunque las funciones que realizan dentro de la inmobiliaria el agente y el director son distintas, existen una serie de conocimientos y tareas que ambos deben controlar. 

Cualquier profesional que se dedique a la gestión inmobiliaria debe conocer el marco legal de la gestión inmobiliaria y dominar las técnicas inmobiliarias. Ambos deben realizar tareas de medición y saber asesorar sobre las transacciones inmobiliarias, por esta razón es importante que sepan investigar el mercado y valorar los bienes inmuebles.  El profesional inmobiliario además de conocer su mercado debe controlar la situación económica general y poder ofrecer la información necesaria sobre hipotecas y bancos. Deben ser capaces de captar las viviendas o terrenos adecuados y realizar todas las tareas necesarias para tasar los inmuebles.

 

¿Pero... qué competencias concretas debe adquirir cada profesional?

Formarse como gestor y director inmobiliario

El director inmobiliario debe conocer los derechos civiles y las leyes que afectan al mercado. Este será el encargado de la creación de los contratos y de todos los documentos relevantes, por esta razón debe estar al día de todo lo que pueda afectar a los clientes y vendedores. Además, de poder asesorar a estos en cuestiones legales. 

También es el encargado de la promoción de los bienes y por esta razón debe adquirir conocimientos de marketing generales, como los pasos a seguir para crear un plan de marketing, pero también conocimientos concretos al marketing inmobiliario. En esta línea debe aprender a segmentar el mercado para poder conocer y analizar adecuadamente a los diferentes tipos de clientes. Además debe controlar los factores que influyen en la venta inmobiliaria y todos los conceptos relacionados a precios, costes y presupuestos. Sin olvidar que dominará todas las acciones de publicidad relacionadas con el mercado inmobiliario. Estos conocimientos se adquieren a través de un curso de Gestión y Dirección Inmobiliaria. 

Estudiar para agente inmobiliario

El trabajo del agente inmobiliario se caracteriza por el trato con el cliente por esta razón es importante que este conozca todas las técnicas de venta y negociación, así como todos los métodos para valorar adecuadamente los distintos inmuebles. Además, debe controlar los conceptos de propiedad privada y urbana y todos los factores que puedan afectarles. El profesional puede conseguir todos estos conceptos a través de un curso de Agente Inmobiliario. 

 

¿Dónde trabajan los profesionales inmobiliarios?

Son muchas las empresas que requieren de profesionales formados en gestión inmobiliaria. Aquí encontrariamos empresas de gestión de comunidades de propietarios y gestión de fincas. Agencias de gestión patrimonial y promotoras y agencias inmobiliarias. Pero también en entidades bancarias e hipotecarias. 

Si estás pensando en formarte en este sector, echa un vistazo a nuestros cursos del área de los servicios empresariales. 

Cursos relacionados

Contacto Llámanos