Formación presencial y formación online: ventajas y desventajas

Formación presencial y formación online: ventajas y desventajas

Elegir qué formación realizar es un paso muy importante para todo futuro alumno, por ello antes de dar el salto es habitual darse un tiempo para reflexionar y valorar factores como situación personal, compatibilidad de horarios, centro, salidas laborales, modalidad… Y es en este último punto donde surgen muchas de las dudas: “¿tendré tiempo para ir clase?”, “¿podré estudiar a mi ritmo?”, “¿es posible formarse sin ir al aula?”.

Si estás en ese momento de indecisión este post es para ti, ya que hoy hablamos sobre las ventajas y desventajas de la formación presencial y online. ¿Te lo vas a perder?

 

Ventajas e inconvenientes de la formación online

Gracias a las nuevas tecnologías, estudiar desde casa es una realidad. Muchas personas estudian y trabajan al mismo tiempo, tienen ciertas ocupaciones personales que no les permiten ir al aula a diario o viven lejos del centro de estudios deseado, por lo que la formación online se perfila como una estupenda opción, sobretodo después del gran avance que han exprimentado las LMS (Plataformas de Formación Online) en los últimos tiempos. Aun así siempre es conveniente tener en cuenta los pros y los contras de cada alternativa. ¡Vamos con ello!

 

Ventajas

  • Flexibilidad: no dependes de un horario ni de un espacio concreto de estudio, puedes adaptar tu formación a tu ritmo de vida.
  • Material accesible: tan solo necesitas un ordenador y conexión a Internet, no precisas de libros o manuales, por lo que tendrás la información siempre al alcance de tu mano en cualquier momento o lugar.
  • No necesitas desplazarte: ahorrarás tiempo y dinero, ya que no utilizarás el coche o el transporte público evitando el gasto que supone.
  • Amplia variedad: cada vez hay más cursos, másteres y grados formativos impartidos a través de esta modalidad, por lo que no tendrás problema en encontrar la especialidad que buscas.

 

Desventajas

  • Falta de socialización: a muchos les gusta interactuar con sus compañeros, conocer personas, compartir puntos de vista, realizar trabajos grupales… Y eso es algo que la formación online no permite, al menos con la intensidad que la formación presencial.
  • Disciplina y rendimiento: debes ser una persona muy organizada y con altas dosis de fuerza de voluntad para aprovechar tu tiempo de la mejor manera posible. Así que si no estás seguro de poder hacer ese esfuerzo extra, la modalidad online no es lo más adecuado para ti.
  • Profesor: pese a que puedes comunicarte puntualmente con un tutor mediante email, plataforma virtual o una visita concertada, la comunicación de tú a tú con el docente es algo con lo que no contarás en el día a día. ¿Eres de los que necesita apoyo constante? Entonces quizás deberías plantearte estudiar de forma presencial para sentirte más cómodo.

 

Formación presencial

Las clases de toda la vida, con horario fijo, profesor, compañeros, libros… Y por las que la gente todavía sigue apostando tras hacer un balance entre su situación personal y los siguientes puntos.

 

Ventajas

  • Profesor en el aula: un buen docente es capaz de motivar e inspirar al alumno en sus tareas y apoyarle en la realización de las mismas cada día. De otro modo, gracias a esa ayuda, sacar el máximo provecho a tu formación estará solo en tus manos.
  • Lazos sociales: la creación de lazos de amistad y compañerismo son beneficiosos para un clima de estudio. Si esto es realmente importante para ti, ¡no lo dudes! La formación presencial te aportará esa socialización tan beneficiosa en el aula.
  • Trabajo diario: el avance es constante, con un tiempo delimitado y bien estructurado. Organizarse uno mismo para adquirir una rutina no siempre es fácil, ¿verdad?

 

Desventajas

  • Coste: en la formación presencial el coste suele ser más elevado, ya que por ubicación geográfica en muchas ocasiones hay que sumar los gastos de desplazamiento además del material (libros, manuales, cuadernos, etc.).
  • Tecnología a tu alcance: en algunos centros no existen las suficientes herramientas tecnológicas para cada alumno y todavía se sigue trabajando sobre el papel. Sin embargo, en casa podrás trabajar cómodamente con tu propio equipo.
  • Asistencia y horario fijo: la educación presencial no está hecha para ti si tienes planes de encontrar un trabajo temporal mientras estudias o dispones de poco tiempo en tu vida. Los horarios deben cumplirse y habitualmente hay un porcentaje de faltas de asistencia establecido.

 

¿Ya has decidido qué modalidad se adapta mejor a tus necesidades formativas?

 

Cursos relacionados

Contacto Llámanos