Estudiar decoración: conoce todas las posibilidades

cursos de decoracion

La profesión de los encargados de la decoración es más amplia de lo que realmente puede parecer. En donde exista un espacio, puede haber un decorador detrás. Para poder trabajar como decorador, antes hay que conocer si poseemos las habilidades necesarias y elegir entre las diversas opciones en las que podemos especializarnos.

En esta línea, hablamos de especialistas en la decoración de interiores de viviendas y espacios de trabajo, pero también de cualquier tipo de negocio, desde tiendas pequeñas y oficinas hasta grandes restaurantes, hoteles e incluso cines, teatros, etc. Además, de trabajar en medios audioviuales como la televisión, rodajes de cine o incluso en las escenas teatrales diseñando el escenario donde se llevarán a cabo las funciones. El sector de la decoración ofrece múltiples especificaciones y posibilidades de empleo

Decorar un espacio implica más cosas de las que parece a simple vista. Estos profesionales buscan encontrar el equilibrio entre lo estético y lo práctico, debido a que su trabajo no se trata sólo de "poner bonito un espacio", sino también de hacerlo funcional. Hay que tener en cuenta todos los detalles como el color de las paredes, el tipo de suelo o el estilo de los muebles, entre muchas otras cosas. Los decoradores serán los encargados de seleccionar estos elementos para conseguir crear el ambiente que los clientes desean. 

El proceso de decoración comenzaría con una cita con el cliente para conocer sus necesidades, gustos y el presupuesto disponible y una visita al lugar para realizar las fotografías y las mediciones que se vean pertinentes. Posteriormente, el decorador deberá crear un boceto con todos los elementos elegidos y mostrárselo al cliente. Una vez este lo haya aceptado pasará a comprar los materiales y el mobiliario necesario. 

Las funciones básicas de los profesionales de decoración son ayudar y aconsejar a los clientes y escoger y comprar los muebles y accesorios necesarios. Además, deben estudiar los planos del espacio y la orientación del mobiliario. 

¿Qué habilidades deben un decorador?

Habilidades innatas de un decorador

Todo profesional de la decoración debe prestar atención a todos los detalles, ser creativo y original, así como eficaz. Debe saber trabajar con las formas y los espacios y adaptarse a todos los cambios y a los puntos de vista de distintas personas. Además, debe adaptarse a las necesidades del cliente y a su presupuesto. Deberá dejar de lado sus propias preferencias y realizar su trabajo basándose en los gustos de los clientes. 

Conocimientos teóricos para ser especialista

Estos profesionales además de estar formados en la especificación escogida deberán tener conocimientos de historia y arte. Esto les proporcionará la posibilidad de ofrecer el estilo adecuado, identificar cuando se trata de una pieza original y cuando no, averiguar si los precios son los adecuados, así como conocer las tendencias. 

Profesiones dentro del sector de la decoración

Como hemos mencionado, el profesional de la decoración puede dedicarse tanto a decorar viviendas o espacios comerciales. En este ámbito diferenciariamos a los decoradores e interioristas con los decoradores de espacios comerciales y escaparatismo.

Diferencia entre decorador e interiorista 

Cuando escuchamos los conceptos de decorador e interiorista podemos creer que se trata de lo mismo, pero esto no es realmente así. Aunque son dos profesiones que se complementan realizan funciones distintas. 

El decorador es el encargado de reorganizar un espacio concreto para conseguir el estilo deseado. Este analiza el lugar teniendo en cuenta todos los elementos; estudia la luz, las disposiciones de los muebles y los materiales o tejidos para crear un nuevo ambiente dentro del mismo espacio. 

El interiorista por su parte, se encarga de modificar y distribuir el espacio, cambiándolo por completo si lo viera necesario. El decorador trabaja con el espacio con el que cuenta y el interiorista lo modifica, pudiendo crear uno nuevo. 

Teniendo claras las diferencias entre ambos, lo ideal sería que el profesional que quiera dedicarse a la decoración de interiores realizará un curso que incluyera ambos conceptos. Un curso de Decoración e Interiorismo capacitaría a cualquier profesional para ofrecer un servicio más completo. 

Visual Merchandising

El encargado de la decoración de espacios comerciales tiene la misma función que el decorador de interiores, pero esta vez su finalidad es conseguir un ambiente atractivo a la vista para generar compras.

El visual merchandiser debe conseguir incrementar las ventas. Para lograr esto debe trabajar primeramente con el escaparate y conseguir que le resulte atractivo a la vista como para obligarle a entrar y posteriomente, mediante la disposición de los artículos en el interior. Su objetivo es conseguir que entren, que pasen tiempo en el establecimiento y que obtengan una experiencia positiva que les incite a regresar. 

En este caso se requiere una mayor planificación y control. Es decir, el decorador de interiores normalmente creará un proyecto concreto para su cliente, por ejemplo, ayudarle a reorganizar su hogar. Pero el decorador de espacios comerciales deberá crear un proyecto y continuarlo, es decir, si trabaja para una tienda de ropa deberá decorarla y elegir la disposición del escaparate y posteriormente, controlarlo e ir añadiendo los cambios pertinentes como, por ejemplo, en determinadas estaciones como las rebajas o la navidad. 

Este profesional deberá tener unos conocimientos específicos que se consiguen con un curso de escaparatismo y decoración de espacios comerciales

Si estás interesado en la decoración y te gustaría convertirlo en tu profesión, echa un vistazo a nuestros cursos de decoración que podrás encontrar tanto en modalidad presencial como online

 

Fórmate para trabajar como decorador o escaparatista:

Cursos relacionados

Contacto Llámanos


Solicita información Llamar