10 falsos mitos asociados al deporte

Curso de entrenador personal: desmiente estos 10 mitos asociados al deporte

En torno a la salud, rondan muchas ideas preconcebidas que no se ajustan a la realidad. ¿Te interesa el mundo del deporte? Conocer estos 10 mitos te ayudará en tu futuro próximo tanto si lo practicas como afición como si quieres dedicarte a ello. 

 

1. Mi cardiometro mide las calorías que quemo

Puede que ya lo sepas, pero la cantidad será orientativa. Las calorías que consume tu cuerpo dependen de la edad, el sexo, el nivel deportivo y el índice de masa corporal. Ten en cuenta que algunas máquinas no preguntan ni si quiera el peso o el sexo.

2. El pulsómetro te indica si estás trabajando duro

El gadget puede fallar dependiendo del entrenamiento ejecutado. Nadie mejor que tu cuerpo te indicará la intensidad del ejercicio que estás realizando. Puedes medir dicha intensidad en función de si puedes hablar normal, en frases cortas o tan sólo eres capaz de mascullar unas cuantas palabras.

3. Bajar de peso lo es todo

A veces, la regla de “a mayor ejercicio, menor peso” no se cumple. El músculo pesa más que la grasa. Por lo tanto, es común observar un incremento en el peso unas semanas después de empezar una entrenamiento que incluya ejercicios de fuerza. Es mejor que midas los resultados observando cómo te queda la ropa y cómo te sientes en conjunto.

4. Los ejercicios de menor intensidad queman más grasa

Cuanto más intenso sea el ejercicio, más proporción de carbohidratos quemarás. Es posible que quemes menos grasa, pero quemarás más carbohidratos. Una vez los hayas quemado todos, tu cuerpo comenzará a quemar grasa.

5. Toma un batido de proteína después de hacer ejercicio es bueno

Los batidos de proteínas están bien para emergencias, ya que son un producto procesado de baja calidad. La mejor manera de tomar proteína es por medio de comidas como el pavo, la vaca, el yogurt, las claras de huevo o las nueces.

6. Te puedes centrar en perfilar los abdominales o tonificar los brazos

Cuantas más repeticiones realices, más memoria muscular adquirirás, lo que reduce la efectividad de tu entrenamiento y hará que tu cuerpo queme menos grasa.

Trabajar todas las partes del cuerpo reducirá la memoria muscular e incrementará la quema de calorías, lo que se traducirá en un aumento del consumo de grasa.

7. Puedes comer todo lo que quieras siempre que hagas ejercicio

Sólo se pierde peso y se quema grasa cuando existe un déficit calórico. Sin embargo, un déficit calórico intenso tiene efectos contrarios.

Los músculos necesitan alimentarse, por lo tanto, tu comida debe ser equilibrada en grasas, proteínas y carbohidratos.

8. Sólo puedes perder peso con ejercicio cardiovascular

El ejercicio cardiovascular es bueno para el corazón e incrementa la resistencia. Sin embargo, abusar de él y practicarlo en periodos superiores a 40 - 60 minutos, puede provocar que además de grasa tu cuerpo deje de alimentar tus músculos. Para quemar grasa y mantener tus músculos combina el ejercicio cardiovascular y los ejercicios de fuerza.

9. Para quemar grasa tienes que hacer ejercicio cardiovascular en ayunas, por la mañana

A primera hora del día tu metabolismo estará en su punto más bajo, ya que no has comido en 8 horas. Toma un desayuno equilibrado y serás capaz de practicar ejercicio más tiempo cuando tu metabolismo ya esté trabajando.

10. Beber agua muy fría quema grasa

No hay nada que pruebe que el agua fría fuerza a tu cuerpo a quemar grasa para mantenerse cálido. En ese caso, beber agua del tiempo debería tener el mismo efecto, ya que nuestro cuerpo siempre está más caliente que la temperatura ambiente.

¿Te han gustado estos mitos sobre el deporte? Si quieres convertirlo en tu futuro profesional, echa un ojo al curso online de entrenador personal.

 

Fórmate para trabajar en los sectores de la preparación física y el deporte

Cursos relacionados

Contacto Llámanos


Solicita información Llamar