¿Cuál es la diferencia entre Asistente Técnico Veterinario y Auxiliar Veterinario?

Cuál es la diferencia entre Asistente Técnico Veterinario y Auxiliar Veterinario

¿Sabes en qué se diferencia un Asistente Técnico Veterinario de un Auxiliar de Clínica Veterinaria? Seguramente tengas dudas, ¡pero no te preocupes! Es algo común. Y es que estas dos figuras se confunden en muchas ocasiones, a pesar de que dentro de la clínica veterinaria cumplen funciones diferenciadas (aunque complementarias).

En las próximas líneas explicaremos en qué consiste cada profesión y cuáles son sus tareas, ¿te lo vas a perder?

 

Auxiliar de Clínica Veterinaria

El Auxiliar de Clínica Veterinaria será el encargado de gestionar la administración de la clínica, aplicar las tareas relativas de un ayudante en consulta, realizar primeros auxilios y prestar atención básica, detectar afecciones y saber practicar curas primarias a los animales que acudan con alguna dolencia. Además tendrá conocimientos de anatomía y fisiología en relación a los animales de compañía.

 

Asistente Técnico Veterinario

Por su parte, el Asistente Técnico Veterinario (ATV), al igual que el auxiliar, trabaja bajo las directrices del veterinario, pero cumple tareas más específicas en la clínica. Las funciones del ATV requieren de una mayor formación y cualificación que las del Auxiliar de Veterinaria, por lo que podría decirse que es el siguiente paso formativo lógico si lo que quieres es completar tu perfil en el área veterinaria.

Sus funciones se podrían comparar a las de una enfermera de un hospital, pudiendo realizar ciertos procedimientos y pruebas de forma autónoma pero sin ofrecer diagnósticos médicos.

Un Asistente Técnico Veterinario necesita adquirir nociones de genética y farmacología en relación a los animales, enfermería quirúrgica y obstétrica, cómo cuidar y mantener el equipo quirúrgico y de enfermería general.

 

Futuro del área veterinaria

Según la Asociación del Sector de Animales de Compañía (ASAC), en estos momentos existen en España unas 6.000 clínicas veterinarias y cerca de 5.000 tiendas especializadas, además casi el 40% de los hogares posee al menos uno de los 20 millones de animales de compañía contabilizados en el país.

En definitiva, formarse como Auxiliar de Clínica Veterinaria puede ser solo el principio del camino, posteriormente puedes especializarte como Ayudante Técnico Veterinario para tener más responsabilidades y avanzar en tu carrera. También podrás prepararte como Asistente Técnico Veterinario Ecuestre si te gustan los caballos o mediante un Curso de Auxiliar Veterinario de Animales de Granja si el mundo rural es lo tuyo. ¿Te atraen los animales salvajes? Entonces el Curso de Auxiliar Veterinario Especialista en Animales Exóticos o NAC está hecho para ti. 

 

En Implika contamos con una amplia oferta formativa, con estas y más especializaciones, para convertir tu pasión por los animales en tu profesión. ¡Te esperamos!

Cursos relacionados

Contacto Llámanos