Consejos para que disfrutéis tú y tu perro en la playa (autorizada)

Cómo ir con tu perro a la playa

¿Pensando en tu próxima escapada vacacional? Si te apetece ir a la playa y además te gustaría llevar contigo a tu mejor amigo peludo, hay unos consejos que debes tener en cuenta para que ambos lo paséis a lo grande sin ningún peligro. Y es que ellos también tienen derecho a disfrutar de un buen chapuzón, ¿verdad?

No quites el ojo del siguiente artículo porque te lo contamos todo.

 

Playas autorizadas

Lo primero es informarse sobre las playas autorizadas para perros. A partir de cierta época del año, los canes tienen prohibida la entrada en la mayoría de playas bajo cuantiosas multas para el dueño, por lo que si aún no has decidido tu destino, estás a tiempo de buscar un lugar donde puedas disfrutar junto a tu perro con cero preocupaciones.

¿Sabías que en España actualmente existen 58 playas dog friendly en total? ¡Échales un vistazo!

 

Cuidado con el sol

El perro, al igual que tú, debe estar debidamente protegido de las altas temperaturas. A continuación te dejamos unos valiosos consejos:

  • Evita las horas donde el calor aprieta más fuerte, ¡ellos también sufren los efectos! Y pueden quemarse las patas cuando la arena está muy caliente.
  • Dale agua con frecuencia para que esté bien hidratado. Pero ojo, cuidado con el agua del mar, podría producirle molestias en caso de que la ingiera.
  • Existen protectores solares para mascotas de venta en tiendas especializadas. Hazte con uno para este verano. Nunca utilices el mismo que usas tú, ya que los perros tienden a lamerse y las cremas contienen sustancias que podrían hacerle daño.
  • Lleva una sombrilla o toldo y mantén al perro bajo la sombra el máximo tiempo posible.
  • Si le gusta jugar en el agua, no hay mejor lugar para que disfrute de ella. Esto le refrescará y además evitará los golpes de calor.
  • No cortes su pelo si es largo bajo la creencia de que tendrá menos calor, ya que el pelaje cumple la función de protegerles de los rayos solares.

 

Normas de comportamiento

Intenta que el animal esté tranquilo y siempre bajo tu supervisión para evitar molestias a otras personas o perros que estén en la playa. Si al can se le ocurre hacer sus necesidades en la arena, también debes hacerte cargo de ello a pesar de que sea un lugar natural, así que no olvides llevar bolsitas contigo.

Los juegos no deben interferir en la tranquilidad de los demás, ¡todo el mundo merece estar a gusto! Los perros saltan, escarban en la arena, corren… Evita que lo haga muy cerca de otras personas.

 

Seguridad en el agua

Es cierto que los perros nadan de forma instintiva, pero en la playa existen las corrientes y fuerte oleaje, por lo que si lo ves peligroso para ti, tampoco dejes que lo haga tu perro. No lo pierdas de vista y si es posible, báñate junto a él.

Cuando tu perro es miedoso puedes intentar que se acostumbre poco a poco a través de juegos, pero nunca lo fuerces porque lograrás el efecto contrario al deseado, aumentando su fobia. Si no quiere meterse en el agua, refréscale tú mismo con las manos. 

 

¿Preparado para pasarlo genial este verano? Si además te gustaría entender el comportamiento de tu fiel compañero de forma profesional o dedicarte a ello, quizás te interesen nuestros cursos de Adiestrador Canino Profesional . Infórmate hoy sin compromiso.

Cursos relacionados

Contacto Llámanos