Cómo hacer una carta de presentación

Cómo hacer una carta de presentación

Índice de contenidos

La carta de presentación es un documento que hacemos llegar a las empresas junto con nuestro curriculum vitae. Las cartas de presentación nos ayudan a diferenciarnos de los demás, personalizando de esta manera la candidatura. 

¿Cómo redactar una carta de presentación para un trabajo?

La carta de presentación es la imagen que la empresa va a tener de nosotros, por eso es importante redactarla con cuidado y de una manera legible. 

La carta debería escribirse en estilo formal, aunque siempre deberíamos analizar las comunicaciones realizadas por la empresa para seguir el mismo estilo. En cuanto a su extensión, no debería pasarse de una hoja en caso contrario la persona reclutadora perdería el interés. 

Aunque en la carta de presentación debemos incluir nuestra información, tenemos que tener en cuenta que para detallar toda la información ya incluimos el curriculum vitae, este sería el momento de contar las explicaciones que nos han llevado a formarnos en un sector determinado o lo que aprendimos gracias a un puesto de trabajo concreto. 

Durante la redacción de toda la carta debemos sonar de una manera profesional, demostrar que tenemos las habilidades necesarias para el puesto y que estamos motivados para formar parte de la empresa. 

¿Qué se pone en una carta de presentación?

La carta de presentación deberemos empezarla con el saludo. Si conocemos la persona que va a leer la carta deberíamos saludar con el nombre de dicha persona, si no directamente al departamento de recursos humanos. 

La introducción es el apartado principal de la carta. En este apartado deberíamos incluir el puesto de trabajo al que queremos optar y las razones y motivaciones que nos llevan a querer formar parte de la empresa en dicho empleo. También podríamos incluir dónde hemos visto la oferta de trabajo, intentando seguir el estilo utilizado en la oferta de trabajo. 

El cuerpo de la carta está destinado a escribir sobre aquello que podemos aportarle a la empresa, nuestra formación y nuestras habilidades y por qué nos gustaría trabajar en dicha empresa. En este momento debemos tener en cuenta que ya hemos explicado en formato lista toda nuestra formación en el curriculum vitae, y no se trata de poner la misma información. 

En la conclusión final no debemos olvidarnos de agradecer su tiempo por haber leído vuestra carta de presentación y comentar nuestra disponibilidad para concertar una entrevista de trabajo. 

No debemos olvidarnos de ofrecer una despedida cordial y formal. 

¿Cómo hacer una carta de presentación perfecta?

Una carta de presentación puede ayudarnos a que nos consideren en la candidatura o que decidan no contactar con nosotros, por esto una buena carta de presentación es clave a la hora de optar a un puesto de trabajo. Debemos estructurarla bien y personalizarla para el puesto de trabajo y la empresa concreta a la que vamos a enviarla. 

Cada empresa tiene unos valores y una manera de trabajar, por eso es importante que, aunque la información sobre nosotros mismos sea la misma para todas las cartas de presentación, que personalicemos lo máximo posible las que enviamos a cada empresa. Podemos tener una carta modelo que nos sirva de plantilla y a partir de ahí modificarla según la empresa. 

La carta de presentación realizada a medida para cada puesto de trabajo nos ayuda a demostrar que estamos bien preparados para el puesto y que conocemos las habilidades que son necesarias, además de mostrar nuestra motivación para el puesto de trabajo.  

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.