15 consejos para mejorar tu presencia en Linkedin

15 consejos para mejorar tu presencia en Linkedin

Índice de contenidos

Puede ser fácil ignorar Linkedin cuando no buscas empleo. Obviamente agregas a las personas que conoces en reuniones, cursos de reciclaje o empresas con las que colaboras, pero ¿haces algo más? Probablemente no. En cambio, si te encuentras en el extremo opuesto, buscando un empleo activamente, tendrás que poner a punto tu perfil de Linkedin. Para eso hemos creado este post. Para que saques brillo a tu perfil y éste sea más atractivo para los reclutadores.

 

Tómate tu tiempo para hacerlo impresionante

Completa tu perfil al máximo. Cuánta más información contenga, más fácil será que te posicione al inicio de los listados para que un reclutador te encuentre. También es importante que una vez que te han localizado puedan ver cuáles son tus habilidades, dónde has trabajado y lo que la gente piensa de ti. Así que no seas vago, rellena cada sección de tu perfil. Además, mientras trabajas en él, Linkedin medirá cuan completo es tu perfil y te ofrecerá consejos para perfeccionarlo.

 

Consigue una url personalizada

Es mucho más fácil publicitar tu perfil con una url customizada (linkedin.com/tunombre), que con el número aleatorio que te asigna Linkedin de forma automática cuando te das de alta. ¿Cómo conseguir una? Ve a la pantalla de edición de perfil. Pincha en “Crear una url personalizada”. Escribe la dirección que te gustaría tener. Cuando termines, haz click en “guardar”. ¿A que es fácil?

 

Elige una buena fotografía

Elige una foto clara, amigable y apropiada a tu perfil profesional. Para saber qué foto es apropiada a tu perfil profesional, puedes hacer una búsqueda de personas que trabajen en el puesto o sector que deseas, así como en empresas en las que te gustaría trabajar. Fíjate en sus fotografías y tómalas como guía. Si puedes mostrarte en acción, desempeñando tu profesión, hazlo. Este tipo de fotografías captan mayor nivel de atención. Recuerda que una fotografía puede comunicar actitudes como pasión, energía, empatía, carisma,… Habilidades sobre las que difícilmente podrás escribir.

 

Escribe una entradilla que cautive

Tu encabezado no ha de limitarse al puesto en el que quieres trabajar, Aprovecha ese espacio para reflejar tu especialidad o tu propuesta de valor. Cuanto más específico seas explicando qué te diferencia de la competencia, mejor.

 

Toma ventaja, investiga palabras clave

Investiga las palabras clave que utilizan en las ofertas de empleo que te gustaría ocupar. Introdúcelas en una herramienta que genere nubes de tags, como Wordle. ¿Ves las palabras que aparecen en un tamaño mayor? Son las palabras por las que, mayoritariamente, te buscarán los especialistas de recursos humanos. Ahora, asegúrate de que esas palabras y frases aparecen de forma dispersa, a través de tu descripción y experiencia.

 

No desperdicies el espacio del resumen

Lo ideal es que tu resumen contenga de 3 a 5 párrafos cortos. Será más claro si incluyes un listado en el centro. Este resumen debe conducir al lector a través de aquello que te apasiona (a nivel laboral), de tus habilidades, de las cualificaciones que te distingan y de las industrias en las que has trabajado a lo largo de los años.

 

Utiliza los números

Como en tu currículum, querrás destacar los logros que hayas conseguido en el pasado. Cuando sea posible, incluye números que demuestren tus éxitos.

 

Se cálido y cercano

El apartado "resumen" te dará la primera oportunidad para mostrar tus bondades, teniendo siempre en mente a tu audiencia objetivo. Ofréceles la oportunidad de conocerte. Si escribes una descripción larga y pomposa, o peor aún, si la escribes en tercera persona, aquellos que te visiten pensarán que eres alguién pretencioso y será difícil que el reclutador perciba tu personalidad y estilo. Sé tú mismo. Mantén la coherencia con otros lugares o plataformas en los que te publicites, pero ten en cuenta que Linkedin es una plataforma diseñada para la interacción

 

Evita las palabras spam

¿Qué tienen en común palabras como responsable, creativo, eficiente, analítico, estratégico, paciente, experto o innovador? Son las palabras spam más utilizadas en Linkedin. ¿Seguro que no puedes ser más creativo?

 

Trata tu perfil como tratarías a tu currículum

Tu currículum no es sólo un listado de títulos o experiencias (o al menos no debería serlo). Es un lugar donde resaltar tus logros. Lo mismo sirve para Linkedin: comprueba que en la sección de experiencia laboral: explicas qué hiciste, cómo lo hiciste y qué resultados obtuviste.

 

Hazlo personal

Tu perfil no es un currículum. Escribe en él como si fuera una conversación. Inyéctale personalidad. Haz que las personas conozcan tus valores y pasiones.

 

Completa el campo "trabajo actual", aunque estés en paro

Si no completas el campo "trabajo actual", es muy posible que dejes de aparecer en muchas búsquedas, ya que muchos profesionales de recursos humanos utilizan exclusivamente ese campo para buscar candidatos. La razón es que si no lo hicieran, tendrían que buscar entre cientos de candidatos que tuvieron un puesto determinado (por ejemplo. auxiliar administrativo) en algún punto de su carrera, incluidos los que trabajaron como auxiliar administrativo durante un año hace 25 años. Para evitar esta situación, si estás desempleado, incluye en ese campo el puesto que te gustaría ocupar, seguido de la expresión "en transición"o "buscando nuevas oportunidades", por ejemplo Auxiliar Administrativo en transición.

 

Añade contenido multimedia

Linkedin permite que añadas fotos, vídeos y presentaciones a tu perfil. Por eso, en vez de limitarte a hablar sobre tu trabajo, muestra ejemplos, o incluye un vídeo en el que estés trabajando. Para incluir este tipo de archivos pincha en "editar perfil", ve hasta la zona de resumen y haz click sobre el símbolo de la caja, después pincha en "añadir archivo". Haz lo mismo para cada experiencia laboral: añade las webs corporativas, los proyectos en los que has trabajado, los artículos que has publicado o cualquier cosa que pueda impactar visualmente y que hable del trabajo que has realizado.

 

Añade proyectos, experiencias de voluntariado o idiomas

¿Hablas mandarín? ¿Cada fin de semana trabajas como voluntario en un comedor social? Aprovecha este espacio de Linkedin para mostrar aquellas habilidades y experiencias que te hacen destacar sobre el resto.

 

Solicita una recomendación al mes

Cuando alguien te diga que has hecho un trabajo estupendo, pídele que refleje ese logro en una recomendación de Linkedin. No temas especificar en lo que te gustaría que se centrara la recomendación. Las recomendaciones generales como "Ana es una persona con la que es muy agradable trabajar", no son muy útiles. Sin embargo, algo como "La contribución de Ana al proyecto nos ha permitido aumentar las ventas un 12%" reforzará tus fortalezas.

 

Fórmate para trabajar. Toda nuestra formación, tanto cursos como FPs están seleccionados por su alta empleabilidad

Solicita información ahora

Estamos aquí para ayudarte, ¿tienes dudas? Te ayudamos sin ningún compromiso.

Escoge en nuestro amplio catálogo de Cursos Profesionales, Formación Profesional y Oposiciones.

Chatear ahora